Trastornos del Sueño

El “Trastorno del Sueño” es una enfermedad propia o bien como consecuencia de otras enfermedades. Su clasificación es compleja y su comprensión actual se centran en los síntomas principales, de tal manera, no se utilizan referencias o conceptos que supongan “conjuntos de síntomas”, p. ej., la noción de “disomnia” se abandonó, asimismo su distinción entre “intrínseco” y “extrínseco” (Ibíd., p. 289).

La División de los Trastornos del Sueño se realiza sobre 7 grupos, a saber: “insomnios”, “hipersomnias”, “trastorno respiratorio”, “parasomnias”, “alteraciones del ritmo circadiano”, y “movimientos anormales”. A su vez, existe un apartado sobre trastornos referidos al sueño a causa de otras enfermedades médicas y a enfermedades psiquiátricas o del comportamiento.

3.1. Insomnio:

Insomnio Crónico:

Se duerme menos de 5 horas diarias durante 20 o más días al mes, en dos meses consecutivos

Insomnio de Corta Evolución:

Se duerme menos de 5 horas diarias no más de 21 días.

Insomnio de Excesivo Tiempo en Cama:

La restricción del sueño consiste en restringir la cantidad de tiempo que el individuo permanece en la cama a la duración real del tiempo en que se está dormido, así, los individuos que padecen insomnio permanecen un tiempo excesivo en la cama intentando dormir y eso reduce la eficacia de su sueño.

Insomnio de Dormidor Corto:

Precisa pocas horas de sueño pero se siente descansado por la mañana y permanece plenamente operativo durante el día

3.2. Hipersomnias:

Narcolepsia 1:

Con Cataplejía. Somnolencia diurna, ataques de sueño, episodios repentinos de pérdida del tono muscular durante la vigilia, alucinaciones hipnagógicas, parálisis del sueño y sueño nocturno alterado.

Narcolepsia 2:

Sin Cataplejía. Somnolencia diurna, ataques de sueño, episodios repentinos de pérdida del tono muscular durante la vigilia, alucinaciones hipnagógicas, parálisis del sueño y sueño nocturno alterado.

Hipersomnia Idiopática:

Excesiva somnolencia durante el día y dificultad para despertar del sueño, no implica dormirse repentinamente o la pérdida del control de los músculos debido a emociones fuertes.

Síndrome de Kleine-Levin:

Episodios, de días o semanas de duración, en los que el paciente afectado presenta somnolencia excesiva y periodos de sueño prolongado de como mínimo 18 horas diarias. Otras manifestaciones incluyen una sobrealimentación compulsiva, conducta sexual desinhibida, deterioro de las capacidades mentales, desorientación, agresividad e incluso alucinaciones. Después de las crisis el comportamiento y las capacidades mentales vuelven a la normalidad, aunque a veces existe amnesia tras el ataque y no se recuerda nada de lo sucedido.

Sueño Insuficiente:

La persona no consigue dormir de una forma persistente la cantidad de sueño necesaria para mantener unos niveles normales de alerta durante el día. La persona de esta forma presenta una voluntaria aunque inintencionada privación crónica de sueño. En la historia clínica encontramos disparidad entre el sueño obtenido y el que el paciente necesita realmente. En los fines de semana o en vacaciones manifiesta un aumento del tiempo total de sueño  comparado con los que realiza cuando tiene obligaciones

Hipersomnias Secundarias de Dormidor Largo:

Sueño insuficiente: Es la causa más común de hipersomnia y puede reflejar una pobre higiene del sueño o una privación de sueño auto o socialmente impuesta. Suele ocurrir en individuos adultos con trabajos de responsabilidad que a lo largo de al menos tres meses duermen 5 horas o menos cada noche, tienen dificultad para levantarse por las mañanas y experimentan episodios de somnolencia brusca durante el día.

Sueño fragmentado: La calidad del sueño es tan importante como la cantidad. La continuidad es el factor más importante para que el sueño sea reparador. El sueño puede fragmentarse por periodos de vigilia obvios para el paciente o acompañante y también pueden ocurrir breves despertares o fragmentaciones más ocultas que pueden pasar desapercibidas.

3.3. Trastorno Respiratorio:

Apneas Obstructivas:

Patología respiratoria que se caracteriza porque las personas que lo padecen roncan habitualmente, tienen paradas de la respiración (i. e., apneas) de forma repetida y somnolencia durante el día.

Apneas Centrales:

Se produce cuando el cerebro deja temporalmente de enviar señales a los músculos que controlan la respiración.

Trastornos de Hipoventilación:

Deficiencia de la actividad del sistema respiratorio que se manifiesta particularmente mientras se duerme, puede ser inducida por la obesidad, origen alveolar, fármacos, alteraciones en el equilibrio ácido base u otros síndromes, p. ej., el Síndrome de Ondina.

Hipoxemia del Sueño:

Afección que ocurre cuando no llega suficiente oxígeno al cerebro durante el sueño, puede ser inducida por parálisis en los músculos de la respiración, presión o comprensión de la tráquea, arritmia, y presión arterial baja.

Síntomas Aislados, el Ronquido:

El ronquido es un ruido inspiratorio o primariamente inspiratorio, relacionado con la obstrucción incompleta de las vías aéreas superiores, y aparece al quedarse dormido y se intensifica en la profundización del sueño en la Fase 2 y en la fase de los movimientos oculares rápidos.

Síntomas Aislados, la Catatrenia:

Sonido que se produce durante la exhalación, en comparación con los ronquidos que se produce durante la inspiración. Lo que sucede es que la persona inspira profundamente, mantiene el aire y luego exhala con un chillido, gemido o sonido agudo.

3.4. Parasomnias:

No-REM:

Conductas anormales que se producen durante los despertares parciales o estados indeterminados donde el sujeto no está claramente ni despierto ni dormido, caracterizado por despertares confusos, terrores nocturnos y sonambulismo.

REM:

Trastornos de conducta caracterizad por movimientos motores vigorosos, pesadillas y ausencia de atonía muscular durante el sueño.

3.5. Alteraciones del Ritmo Circadiano:

Fase Retrasada:

Dificultad importante para iniciar el sueño a la hora convencional o deseaday dificultad extrema para levantarse por la mañana a la hora prevista. En consecuencia, el tiempo de sueño se acorta.

Fase Avanzada:

El periodo intrínseco del marcapasos circadiano humano se acorta con la edad, probablemente a partir de la sexta década de la vida, provocando un patrón característico en el que el paciente se duerme temprano y se despierta precozmente.

Ritmo Irregular:

La cantidad total de sueño es normal, pero su fragmentación y dispersión a lo largo de las 24 horas del día producen una sensación de somnolencia diurna y/o de insomnio.

Ritmo No de 24 Horas:

Ausencia de sincronización del marcapasos biológico con los sincronizadores externos, fundamentalmente la luz, que ocasiona un ciclo sueño-vigilia superior a 24 horas. Esto provoca un progresivo retraso (1-2 horas al día) en la hora de acostarse y de levantarse.

Trabajo en Turnos:

Trabajar por la noche o los cambios de turno laboral pueden ocasionar insomnio o excesiva somnolencia de forma transitoria. La tendencia natural es dormir de noche, momento en el que el organismo programa la propensión al sueño.

Síndrome del Cambio Rápido de la Zona Horario o Jet Lag:

Desincronización transitoria del ciclo sueño-vigilia provocada por el desajuste entre el horario geofísico del punto de partida y el de llegada, i. e., el reloj biológico interno es expuesto a otro ciclo geofísico al cual debe adaptarse.

3.6. Movimientos Anormales:

Piernas Inquietas:

Trastorno neurológico caracterizado por sensaciones desagradables en las piernas y un impulso incontrolable de moverse cuando se está descansando, en un esfuerzo para aliviar estas sensaciones.

Movimientos Periódicos:

Movimientos periódicos de las extremidades se caracteriza por tirones o pataleos repetidos (habitualmente cada 20 a 40 segundos) de las extremidades inferiores o superiores durante el sueño. Por lo general, los pacientes refieren un sueño nocturno fragmentado o una somnolencia diurna excesiva. Es típico que no sean conscientes de los movimientos y de los breves despertares que les siguen y tampoco tienen sensaciones anormales en las extremidades.

Calambres del Sueño:

Contracciones involuntarias con más frecuencia de los músculos de la pantorrilla durante la noche o períodos de descanso.

Bruxismo:

Hábito involuntario de apretar y rechinar los dientes y esto causa el desgaste o destrucción dental. Este hábito es a menudo involuntario e inconsciente de día o de noche.

Movimientos Rítmicos:

Movimientos rítmicos, repetitivos y estereotipados que ocurren predominantemente en adormecimiento o durante el sueño.

Miclonías Benignas del Recién Nacido:

Movimientos involuntarios, breves y bruscos, producto de la contracción de un Solo músculo o de un grupo muscular. Estos movimientos involuntarios resultan de la disfunción entre diferentes unidades neurofisiológicas y son desencadenados por varias condiciones fisiopatológicas. La actividad mioclónica que se manifiesta durante la somnolencia y el sueño ligero es un ejemplo de uno de estos fenómenos fisiológicos. Se caracteriza básicamente por un compromiso de las extremidades inferiores y no se acompaña de modificaciones del electroencefalograma.

Miclonías Propioespinales:

Movimientos involuntarios breves, bruscos y repentinos que ocurren por debajo o al nivel de una lesión medular.

3.7. Trastornos del Sueño asociados con Trastornos Mentales, Neurológicos u otros Trastornos Médicos:

Insomnio Familiar Fatal:

Es una degeneración del sistema nervioso, a nivel del tálamo, que se manifiesta por insomnio intratable e irreversible, de instauración progresiva, con consecuente alteración severa del ritmo circadiano, estado mental, ataxia, hipertermia, trastornos vegetativos, sudoración, miosis y trastornos esfinterianos. A lo largo del tiempo se agrava el estado confusional y las alucinaciones inducidas por la falta de sueño, para finalmente llegar al coma y provocar la muerte aproximadamente a los nueve meses.

Epilepsia Relacionada con el Sueño:

Hay una compleja interacción entre la epilepsia y el sueño, que con frecuencia deriva en un trastorno en la arquitectura del sueño. Las alteraciones más comunes observadas en esta población fueron insomnio y excesivo cansancio diurno.

Cefales Relacionadas con el Sueño:

La relación entre las cefaleas y el sueño es múltiple. A menudo las cefaleas son un síntoma secundario a un trastorno del sueño. Así, la cefalea tensional es frecuente en el insomnio y en las alteraciones del ritmo sueño-vigilia. Por otro lado, la cefalea hípnica despierta a las personas principalmente por la noche o en las siestas  diurnas.  Finalmente, la hipoxemia que se produce en las personas con apnea del sueño puede a su vez desencadenar cefaleas temprano por la mañana.

Laringoespamos Relacionado con el Sueño:

Espasmos en las cuerdas vocales que bloquea el pasaje de aire, dura aproximadamente entre 30 a 60 segundos.

Reflujo Gastroesofágico Relacionado con el Sueño:

El ácido del estómago reflujo hacia la garganta y la laringe. El resultado es una irritación de la mucosa laríngea. El cuerpo reacciona apretando las cuerdas vocales precipitando al espasmo.

Isquemia Miocárdica Relacionada con el Sueño:

Es ocasionada por la arteriosclerosis de las arterias coronarias, es decir, las encargadas de proporcionar sangre al músculo cardiaco (miocardio).