Polisomnografía

La Polisomnografía es un estudio del sueño, en donde se monitorea al paciente mientras duerme o trata de dormir. Un estudio del sueño mide los ciclos y etapas del sueño por medio del registro de la siguiente información:

  • Flujo de aire que entra y sale de los pulmones durante la respiración
  • Niveles de oxígeno en la sangre
  • Posición del cuerpo
  • Ondas cerebrales (EEG)
  • Esfuerzo y frecuencia respiratoria
  • Actividad eléctrica de los músculos
  • Movimientos oculares
  • Frecuencia cardíaca

Forma en que se realiza el examen.

El tipo de polisomnografía más común se lleva a cabo en un centro especial para estudiar el sueño, en este caso, nuestro Laboratorio de Sueño.

A usted se le solicita que llegue aproximadamente dos horas antes de la hora de ir a dormir. Usted dormirá en una cama en este centro. El examen a menudo se hace durante la noche, de tal manera que se puedan estudiar los patrones de sueño normales.

El técnico colocará electrodos en el mentón, el cuero cabelludo y en el borde externo de los párpados, los cuales deben permanecer en su lugar mientras usted duerme.

Las señales provenientes de los electrodos se registran mientras el paciente está despierto con los ojos cerrados, y durante el sueño. Se mide el tiempo que tarda en quedarse dormido, al igual que el tiempo que tarda para entrar en el sueño, y el tiempo que demora para empezar a soñar.

Se le colocan monitores en el pecho para registrar la frecuencia cardíaca y respiratoria. Estos también deben permanecer en el lugar mientras usted duerme. Un técnico especialmente entrenado lo observará a usted directamente mientras duerme, y anotará cualquier cambio en la frecuencia cardíaca o respiratoria. Se medirá el número de veces que no respire (apneas) o que casi deje de respirar (hipopneas).

Una cámara de video graba sus movimientos durante el estudio.

Razones por las que se realiza el examen.

El examen se practica con el fin de diagnosticar posibles trastornos del sueño, incluyendo apnea obstructiva del sueño (AHOS), la cual a menudo se sospecha debido a los siguientes síntomas:

  • Somnolencia diurna (quedarse dormido durante el día).
  • Ronquidos fuertes.
  • Períodos de contención de la respiración, seguidos por jadeos o resoplidos.
  • Sueño intranquilo.
  • Narcolepsia.
  • Trastorno del movimiento periódico de las extremidades (movimientos frecuentes de las piernas durante el sueño).
  • Trastorno de comportamiento con movimientos oculares rápidos (una afección en la cual las personas «actúan» físicamente sus sueños).

Preparación para el examen

No se debe tomar ningún medicamento fuera de su rutina habitual, que no esté indicado por algún profesional, ni alcohol ni bebidas que contengan cafeína antes del examen.

Volver

 

Deja un comentario